Acceso usuarios

Acceder al portal

Usuario (NIF) *
Contraseña *
Recordarme

La equiparación salarial del PSOE indigna a los funcionarios de prisiones: “Es un desprecio”

Fuente: OK Diario

La equiparación salarial que Pedro Sánchez ha incluido en sus 110 promesas electorales ha indignado a los funcionarios de prisiones: “Es una traición, una mentira y un desprecio”.
La promesa de equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que el Partido Socialista ha incluido en su programa electoral ha indignado a los funcionarios de prisiones. “Es una traición, una mentira y un desprecio” aseguran.

Se trata de la medida 102 de las 110 que ha presentado el PSOE de Pedro Sánchez y que ha prometido cumplir si gana los comicios del próximo 28 de abril. En ella, el presidente del Gobierno se compromete a “avanzar en el cumplimiento de los acuerdos adquiridos en materia de equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad”.

Una promesa que, después de ocho meses al frente del Gobierno de España, los funcionarios de prisiones no compran. El Ejecutivo comprometió una partida de 6.000 millones de euros para mejorar las retribuciones de los trabajadores de las cárceles españolas. Un dinero que, según el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, estaba pendiente de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

Al igual que sucede en la Policía Nacional y la Guardia Civil con los Mossos d’Esquadra, los agravios entre los trabajadores de Instituciones Penitenciarias llama la atención. El Estado paga de media un 25 por ciento menos a sus empleados públicos en relación a Cataluña por el mismo puesto.

Desde 1983, Cataluña que es la única comunidad autónoma que tiene las competencias en materia de prisiones. La cantidad la estipula la Generalitat de Cataluña. Es decir, desempeñando la misma función, un director de prisión en Cataluña puede llegar a cobrar 72.838,54 euros, mientras que en cualquier otro punto de España su retribución se reduce a 51.357,52 euros.

Un agravio que pone de manifiesto la discriminación de un cuerpo de 230.000 personas, que se sienten maltratadas por sus responsables, en este caso, Instituciones Penitenciarias y el Gobierno de España.

El “Plan de Infraestructuras para la Seguridad del Estado 2019-2025” que presentó el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska contemplaba, entre otras cosas, la rehabilitación de 54 prisiones. objetivo adaptarse a las necesidades penitenciarias actuales y homogeneizar las condiciones de habitabilidad y seguridad de las instalaciones.

Valora este artículo
(0 votos)