Acceso usuarios

Acceder al portal

Usuario (NIF) *
Contraseña *
Recordarme

Intento de secuestro en el E.P Valencia

La Oficina en Valencia de Acaip (Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias), sindicato mayoritario en el ámbito penitenciario, por medio del presente desea hacerles llegar el siguiente Comunicado.

Intento de secuestro en el E.P. Valencia. Un interno amenaza con un pincho en el cuello a un funcionario.

Los hechos han ocurrido al mediodía de hoy en el Módulo 24 de la Unidad de Preventivos. Un interno que se dirigía al Comedor del Módulo sacó un “pincho” que llevaba escondido, poniéndoselo al cuello al funcionario que vigilaba el reparto de la comida.

La intención era que le abriera la puerta del departamento para salir del mismo.

Después de unos minutos eternos, gracias a la habilidad del funcionario, y a la intervención de un interno que se encontraba repartiendo la comida, y que resultó herido, el funcionario consiguió zafarse. El interno amenazó varias veces con apuñalar a los funcionarios que habían acudido, y salió corriendo hacia otro Módulo, en el que consiguió entrar, teniendo que ser reducido por varios funcionarios e internos.

El pincho de grandes dimensiones utilizado por el interno estaba fabricado con una abrazadera, dándose la “casualidad” que aquel estaba trabajando en el Taller de abrazaderas instalado en el
Módulo 24, que según ha denunciado varias veces este Sindicato, no reúne un mínimo de medidas de seguridad (se han encontrado varios pinchos fabricados con esas abrazaderas) además de que no hay ningún monitor de la empresa privada que gestiona los Talleres,
que se haga cargo de los internos.

En el Módulo 24, en el día de hoy había 137 internos, y solamente dos funcionarios de servicio, siendo esto lo habitual.

Estos dos funcionarios son incapaces de controlar todo lo que allí sucede.

A consecuencia de los hechos hay 3 funcionarios lesionados de diversa consideración, además de muy afectados psicológicamente.

Se trata de otro hecho gravísimo, que, afortunadamente, no ha tenido un peor desenlace.

Este incidente pone de manifiesto las lamentables condiciones en las que se trabaja en el Establecimiento Penitenciario de Valencia. Los trabajadores están abandonados a su suerte.

Los internos ante la falta de criterio que gobierna el Centro están crecidos, y sienten que pueden hacer lo que quieran porque sus hechos no van a tener consecuencias.

No sabemos hasta cuando los responsables del Centro y de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias van a seguir con su política de despropósitos, quizá hasta que haya un muerto no se darán cuenta del caos en el que está sumido este establecimiento.

Quizá ahora salgan diciendo que el hecho no ha sido tan grave, tratando de quitar importancia a los hechos. Pero lo cierto es que estamos ante un segundo aviso muy grave, y a nadie parece importarle.

Valora este artículo
(0 votos)