Imprimir esta página

Una reclusa agrede a dos funcionarias de prisiones de la cárcel de Topas (Salamanca)

Fuente: Diario de Casilla y León

Propinó patadas y puñetazos a las dos trabajadoras, que precisaron de atención médica.

Dos funcionarias de prisiones del Centro Penitenciario de Topas, en la provincia de Salamanca, fueron agredidas a última hora de este martes, 5 de mayo, por una interna de la prisión, que propinó patadas y puñetazos a las dos trabajadoras penitenciarias, causándoles lesiones por las que tuvieron que recibir atención médica.

Así lo denunció a primera hora de esta mañana el sindicato ACAIP-UGT, que alertó de que estos incidentes regimentales "son frecuentes" en los Centros Penitenciaros y arrojan un saldo de "más de una agresión diaria", motivada en opinión de ACAIP porque "los trabajadores penitenciarios no están reconocidos como agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones".

Además, la situación excepcional que se vive hoy en día, como consecuencia de la crisis sanitaria derivada de la expansión del coronavirus COVID-19, "no hace más que incrementar una tensión ya de por sí alta", según ACAIP, quien señala en ese sentido que "los trabajadores están mostrando un plus de implicación, trabajo y saber hacer para solventar los problemas cotidianos y los agravados por la situación de crisis sanitaria".

En ese sentido, desde ACAIP-UGT insisten en que es "necesario e imprescindible que se dote a todos los trabajadores del Centro Penitenciario de Topas de los equipos de protección individual y no solo de una mascarilla higiénica con una vida útil de cuatro horas", con el objetivo de evitar "una posible propagación del virus en una institución cerrada, como el Centro Penitenciario de Topas, que podría tener gravísimas consecuencias a nivel sanitario y de seguridad".

Test para todos los trabajadores

También solicitan "trabajar en medidas de prevención que eviten la entrada del virus en la prisión" a través de la realización de "test diagnósticos" a los trabajadores de Instituciones Penitenciaras para "minimizar el máximo posible los riesgos de contagio", tal y como desde ACAIP-UGT han solicitado "a la Subdelegación del Gobierno en Salamanca, a la Delegación del Gobierno en Castilla y León, a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y al Ministerio del Interior, sin obtener respuesta satisfactoria hasta el momento".

"Como no se actúe de una manera efectiva en materia de prevención, y el virus se extienda por el Centro Penitenciario de Topas, nos vamos a lamentar", advierten desde ACAIP, puesto que esto supondría "una importante merma de trabajadores para una plantilla ya muy reducida y con un gran número de vacantes".

Por esto, desde el sindicato de trabajadores penitenciarios solicitan "como medida urgente y necesaria" la incorporación "inmediata" de la promoción de la OEP del año 2019, "que está pendiente solo del reconocimiento médico", así como la "reincorporación paulatina a la normalidad" a través de "medidas de carácter preventivo", entre las que incluyen "la flexibilización del horario, la agilización del trabajo no presencial en aquellas áreas donde pueda realizarse, y proteger a los trabajadores clasificados como vulnerables al COVID-19", entre otras.

Valora este artículo
(0 votos)