Imprimir esta página

Dos internos agreden salvajemente a un funcionarios en el penal de El Dueso

El trabajador del centro penitenciario les pidió que fueran a fumar al patio y le respondieron con puñetazos en la cara y el cuerpo.

Fuente: eldiariomontenes.es

Un funcionario de prisiones de Santoña resultó ayer herido al recibir una paliza por parte de dos internos, un padre y un hijo, en el Centro Penitenciario de El Dueso. El trabajador fue atendido en el Hospital Mompía y por la tarde ya se encontraba en su casa, según pudo averiguar EL DIARIO MONTAÑÉS de fuentes sindicales.

Los hechos se produjeron al filo de las 12.00 horas en la dependencia de la cárcel santoñesa conocida como el salón socio-cultural (sala de juegos). Al parecer, los dos agresores, padre e hijo y delincuentes comunes, estaban fumando y fueron encomendados por el funcionario a salir al patio y terminar allí de consumir los cigarrillos. Seguidamente, y sin mediar palabra, el más joven de los internos se abalanzó sobre el funcionario al que le dio varios puñetazos en la cara, la cabeza y el cuerpo. En la pelea también participó el padre.

El agredido pudo llamar a sus compañeros por el walkie talkie y de inmediato se presentaron en el salón socio-cultural para detener a los agresores. Ambos, posteriormente, fueron trasladados al departamento de sancionados a la espera de lo que determine la Junta de Tratamiento Disciplinario. El herido fue trasladado a Mompía con un corte en la cabeza y contusiones en la cara y las costillas. Al parecer, podría tener alguna fracturada.

Según fuentes sindicales, las agresiones a funcionarios en El Dueso no suelen ser habituales. Sin embargo, aseguran que la prisión de Santoña ya no es un penal al uso y que está muy masificada. La presencia de presos preventivos, además, ha cambiado el habitual funcionamiento de la cárcel.

La prisión de El Dueso ha sido noticia en los últimos meses al ser asesinado en su exterior, cuando iba a regresar a su celda tras un permiso penitenciario, el conocido delincuente Tomás Ruiz 'Tomasín'. Junto a él murieron Isidoro Cuerno, también con amplio historial delictivo, y María Jesús Fernández, que acompañaba a Cuerno.

El 21 de enero de 2009, dos presos murieron en un intervalo de 24 horas. El primero fue encontrado muerto la madrugada de un sábado, en el interior de su celda, por personal del centro. Se trataba de un vecino de El Astillero, de 29 años. Los primeros indicios apuntaron a que el joven pudo haber muerto como consecuencia de una sobredosis de droga.

El segundo fallecimiento se produjo apenas 24 horas después que el anterior, durante la madrugada del domingo al lunes, cuando funcionarios de la prisión encontraron muerto, también en el interior de su celda, a un vecino de Murcia. de 34 años de edad que, al parecer, se habría ahorcado.

 

Valora este artículo
(0 votos)