Imprimir esta página

Denuncian otra agresión a un funcionario en la prisión de Córdoba

Fuente: ABC.es

Sufrió heridas leves cuando intentaba mediar en una pelea entre dos reclusos.

El sindicato Acaip ha denunciado una nueva agresión, segunda en este año 2015, en la Prisión Provincial de Córdoba. Los hechos se produjeron, según esta asociación profesional, el pasado viernes, y fueron en el módulo 1, considerado el más tranquilo del establecimiento penitenciario, sobre todo por el tipo de reclusos. Según relata Acaip, a primera hora de la tarde se produjo una discusión entre varios internos, lo que alteró la convivencia en el departamento y motivó que uno de los dos funcionarios que prestaban servicio en esta zona quisiera ordenar y reconducir la situación.

Fuente: ABC.es

Sufrió heridas leves cuando intentaba mediar en una pelea entre dos reclusos.

El sindicato Acaip ha denunciado una nueva agresión, segunda en este año 2015, en la Prisión Provincial de Córdoba. Los hechos se produjeron, según esta asociación profesional, el pasado viernes, y fueron en el módulo 1, considerado el más tranquilo del establecimiento penitenciario, sobre todo por el tipo de reclusos. Según relata Acaip, a primera hora de la tarde se produjo una discusión entre varios internos, lo que alteró la convivencia en el departamento y motivó que uno de los dos funcionarios que prestaban servicio en esta zona quisiera ordenar y reconducir la situación.

Fue entonces cuando uno de los internos que discutían se lanzó contra el funcionario y le agarró por el cuello. Este primer forcejeo le provocó diversos arañazos precisamente en la zona del cuello.

Como consecuencia de la agresión denunciada por el sindicato, tanto el interno como el trabajador cayeron al suelo, lo que provocó además daños en el uniforme. En aquel momento apenas dos funcionarios atendían a una población de reclusos superior al centenar, lo que motivó que hubiera que pedir refuerzos. Cuando llegaron, redujeron al interno y procedieron a su aislamiento provisional.

Según Acaip, el preso, lejos de deponer su actitud, continuó forcejeando e intentando agredir de nuevo a los funcionarios. El sindicato se lamenta de la política que hace que presos como el que agredió al funcionario estén «en módulos de respeto». Así se considerba el módulo 1, como el más tranquilo de la prisión. Todo eso tiene que ver, apunta esta organización profesional, con las condiciones de la cárcel, que tiene a 1.500 internos, cuando se construyó para albergar a 1.008 personas.

Valora este artículo
(0 votos)