Acceso usuarios

Acceder al portal

Usuario (NIF) *
Contraseña *
Recordarme

La directora de prisiones habla del “desconcierto” entre los presos por el fin de la tregua

Gallizo "no descarta" que De Juana vuelva a ingresar en prisión.

Fuente: elplural.com

gallizo.jpgLa directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, no descartó que el etarra Iñaki de Juana Chaos reingrese en prisión si mejora su salud tras finalizar su huelga de hambre, y señaló que la ruptura de la tregua “ha provocado desconcierto” entre los presos de ETA. Gallizo, cuyo apellido sirve de título a uno de los artículos por los que ha sido condenado De Juana, dijo no ser quien “para determinar si encerraba amenazas”, y recordó que “mientras exista una organización armada, existe un riesgo”.
 

 Mercedes Gallizo, que ha estado en los últimos meses en el ojo del huracán por el caso De Juana, señaló que la situación del etarra “se revisará en su momento y se tomará la decisión que proceda a la vista de las circunstancias”. Según declaró en una entrevista concedida a la revista Tiempo, no puede descartarse “nada” con respecto al terrorista, y no cabe deducir si se le aplicará el tercer grado o, por el contrario, volverá a ingresar en prisión, porque ambas son posibilidades reales.

“Desconcierto” por el fin de la tregua
Por otro lado, la directora de Instituciones Penitenciarias aseguró que tanto ella, como otros funcionarios de prisiones no notaron “contestación interna” de los etarras presos cuando, hace ya un año, se anunció el alto el fuego permanente, aunque la ruptura de la tregua sí que habría “provocado desconcierto” entre los miembros de la banda que estaban en prisión. Aún así, matizó que los presos son conscientes de que todas sus conversaciones están intervenidas, por lo que se oye de ellas “no es representativo de su opinión”.

“Se mezclan todas las cosas”
Gallizo subrayó, una vez más, que la decisión de aplicar el segundo grado penitenciario a De Juana es algo usual en el sistema legislativo español, puesto que el etarra cumple ahora una condena por amenazas, y no por delitos de sangre. “A veces se mezclan todas las cosas y conviene aclarar que a personas con penas tan reducidas se las suele clasificar en segundo grado o incluso en tercero desde el mismo momento en que empieza su cumplimiento”, aclaró.

“Demagogia política”
Además criticó que “se ha hecho mucha demagogia política” a través de este caso, y denunció que “se ha llegado a decir, y no en una conversación del bar, sino en el Parlamento, que le habíamos aplicado beneficios penitenciarios al autor de 25 asesinatos, cuando quien lo dijo sabía perfectamente que ni estaba cumpliendo condena por esos 25 asesinatos ni nosotros le hemos aplicado beneficio alguno”. “Es pura demagogia que confunde a los ciudadanos”, lamentó.

Valora este artículo
(0 votos)