Acceso usuarios

Acceder al portal

Usuario (NIF) *
Contraseña *
Recordarme

Los funcionarios de la cárcel de Badajoz, molestos por el trato a dos presas de ETA

Una orden interna del director del Centro Penitenciario de Badajoz, Carmelo Charfolé, ha causado rechazo y malestar entre los funcionarios de prisiones, en especial aquellos que prestan sus servicios en el módulo de mujeres. La misiva exige que, a partir de ahora, los cacheos y las requisas realizadas en las celdas de las internas 'FIES BA', es decir, aquellas incluidas en el fichero interno de especial seguimiento por pertenencia a banda armada, deberán realizarse en presencia de un jefe de servicio.

Fuente: idealdigital

Una orden interna del director del Centro Penitenciario de Badajoz, Carmelo Charfolé, ha causado rechazo y malestar entre los funcionarios de prisiones, en especial aquellos que prestan sus servicios en el módulo de mujeres. La misiva exige que, a partir de ahora, los cacheos y las requisas realizadas en las celdas de las internas 'FIES BA', es decir, aquellas incluidas en el fichero interno de especial seguimiento por pertenencia a banda armada, deberán realizarse en presencia de un jefe de servicio.

Estos cacheos o registros de celdas suelen ser práctica habitual en cualquier cárcel española y los llevan a cabo los funcionarios de prisiones cuando consideran que un interno o interna está en posesión de alguna pertenencia sospechosa y prohibida. Es más, en algún caso se realizan aleatoriamente para disuadir al resto de internos de determinadas prácticas. Los funcionarios con los que ha podido hablar este diario y que prefieren no revelar su identidad entienden que la orden de la dirección supone un trato preferente para las únicas dos presas de ETA que cumplen condena en Badajoz, una de ellas Idoia López Riaño, alias 'La Tigresa', dado que no es válida para el resto de internas del módulo, ni para los doce presos varones pertenecientes a la banda armada vasca ni para el resto de los aproximadamente 750 internos del centro penitenciario pacense.

Reglamento

Este tipo de especificaciones no figuran en el reglamento penitenciario y suponen una medida absolutamente arbitraria, han indicado fuentes penitenciarias aquejadas de que para el resto los internos se pueda seguir actuando como hasta ahora.

Fuentes internas del centro consideran que la orden del director viene como consecuencia del registro realizado en la celda de Idoia López Riaño hace un par de semanas. La miembro del ETA se sintió molesta por ello y mostró su queja a la dirección. Acto seguido vino la orden mencionada. Y es que, según han indicado a HOY fuentes de la prisión, esta interna goza de la mayor parte de las ventajas que concede el segundo grado a pesar de ser una preso de primer grado. Tiene comunicaciones, disfruta de vis a vis, goza de horas de patio y participa en actividades casi como una interna de régimen ordinario.

Respuesta

Desde la Dirección General de Instituciones Penitencias del Ministerio del Interior se contestó ayer que, en efecto, la orden de la dirección existe y se ha comunicado a todos los jefes de servicio de la prisión. Según informaron desde su gabinete de prensa, se trata de una medida que trata de conjugar la seguridad del centro con el respeto a la normal convivencia de los internos que cumplen condena en prisión.

Una portavoz autorizada negó que existe trato preferente para la interna Idoia López Riaño o cualquier otra y que la orden entra dentro del normal funcionamiento de un centro penitenciario en nuestro país.

Valora este artículo
(0 votos)