Acceso usuarios

Acceder al portal

Usuario (NIF) *
Contraseña *
Recordarme
Pablo

Pablo

Acaip realiza consulta a funcion publica sobre regimen de funcionarios que acceden al Cuerpo Especial por promoción interna

Por cuanto antecede SOLICITO, se sirva de admitir la presente consulta y en su virtud nos aclare si aquellos/as funcionarios/as que acceden al Cuerpo Especial de IIPP desde Clases Pasivas continuarán en dicho régimen o si, por el contrario, pasarán al Régimen General de Seguridad Social.

 

LA RESPUESTA DE FUNCIÓN PUBLICA DICE QUE LOS FUNCIONARIOS QUE ACCEDAN AL CUERPO ESPECIAL SEGUIRAN EN EL RÉGIMEN DE CLASES PASIVAS.

Fuente: Malaga Hoy

Acaip precisa que es el sexto fallecimiento que se produce en lo que va año y que la cifra ya triplica a la registrada en 2018
Investigan si murieron "por abuso de sustancias"

La Sección Sindical de Acaip en la cárcel de Alhaurín de la Torre ha denunciado que un segundo preso fallecido este fin de semana eleva ya a seis el número de reclusos que han perdido la vida en el centro penitenciario en lo que va de año. La cifra ya triplica a la registrada el ejercicio pasado. La última muerte se ha producido este domingo cuando, según han informado desde el sindicato, una funcionaria de servicio ha hallado el cadáver de V. A. B en su celda, aparentemente sin signos externos de violencia. 

Se trata de un interno al que le constaban multitud de antecedentes. Se encontraba en el Módulo 9, que según Acaip se erige en "uno de los más conflictivos de la prisión malagueña". 

Los funcionarios sospechan que la muerte del reo podría esta relacionada con el "abuso de sustancias", pero será la autopsia que se le realice en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga la que contribuirá a esclarecer la causa exacta del óbito. 

Revisión de protocolos de reparto de medicamentos
El pasado viernes murió también otro interno. Tampoco en ese caso se detectaron signos de violencia. Desde Acaip han señalado que este lunes solicitarán a la dirección del centro penitenciario que se les facilite información "a fin de revisar los protocolos de reparto de medicamentos", si finalmente se confirma que el abuso de sustancias "está relacionado con las muertes". 

Asimismo, el sindicato insiste en la "falta de personal" que entre otros existe según ha recalcado en el área sanitaria de la prisión, "por la importancia que tiene prestar un servicio esencial como las prisiones con las máximas garantías".

En marzo, otro interno del centro penitenciario de Alhaurín de la Torre fue encontrado muerto en su celda sin que se apreciaran signos de violencia. Se abrió una investigación para determinar las causas del fallecimiento.

Los funcionarios de servicio en la cárcel hallaron el cadáver sobre las 8:00 en la celda del módulo 9 -el mismo en el que ha muerto este último preso- tras realizar el recuento de la mañana. 

Fuente: UH Sucesos

Un preso islamista radical muy peligroso de la cárcel de Palma consiguió el viernes hacerse con un pincho carcelario e intentó matar a otro interno en uno de los módulos más conflictivos. Cinco funcionarios que trataron de reducir al palestino resultaron lesionados y uno de ellos tuvo que ser trasladado a un hospital.

El grave incidente se registró el viernes, cuando los funcionarios de guardias fueron alertados de que un interno muy violento, con un amplio historial de incidentes penitenciarios, había conseguido un arma blanca y estaba intentando matar a un compañero.

Varios trabajadores acudieron al módulo, donde había unos 121 internos, y trataron de reducir al agresor, que blandía un pincho de acero de 15 centímetros. El recluso, que cumple condena hasta 2028 por numerosos delitos, atacó a todos los que se interponían en su camino y para reducirlo fue necesaria la ayuda de otros presos.

Cuando finalmente pudo ser reducido, lo trasladaron al departamento de aislamiento, pero una vez allí atacó de nuevo a los funcionarios con patadas y puñetazos e intentando morderlos. No dejaba de gritar que iba a matarlos y los trabajadores tuvieron que reducirlo por la fuerza. De los cinco funcionarios heridos, uno tuvo que ser trasladado al hospital.

El agresor también fue hospitalizado y para sacarlo del centro fueron movilizados dos dotaciones policiales de la UPR y otros agentes de la Jefatura. El preso es un FIES (Fichero de Internos de Especial Seguimiento) y ahora se investiga si otro reo de mantenimiento le pasó el pincho, que estaba formado por un tubo soldado a un destornillador. Los funcionarios de la cárcel llevan tiempo denunciando su precaria situación laboral.

Fuente: El Pueblo de Ceuta

Los presos del módulo siete de la prisión de Fuerte Mendizábal protagonizaban al mediodía de ayer una violenta situación que a punto estuvo de convertirse en un amotinamiento
Como han confirmado fuentes penitenciarias a este diario, después de varios días observando un ambiente más que enrarecido y tenso, este viernes los presos protagonizaron varios conatos de peleas, quitándose las camisetas y golpeando el mobiliario de la prisión y amenazando de muerte a los funcionarios en lo que comenzó a convertirse en una especie de protesta colectiva. 

 
 Esto llevó a los dos únicos funcionarios presentes en el módulo para velar por la seguridad del módulo a requerir por el walkie refuerzos, momento en el que los internos se pusieron cada vez más agresivos, hasta tal punto que incluso se produjeron forcejeos entre los internos y los funcionarios.


A causa de estos forcejeos, amenazas y agresiones, cuatro funcionarios resultaron heridos, llegándose a producir incluso que un interno se avalanzara hacia un funcionario y lo tirara al suelo para emprenderlas a golpes con él.


A duras penas, los funcionarios lograron, no sin temer por su vida, reconducir la situación, aunque durante el proceso los internos continuaban alentando a los más violentos a seguir con la actitud agresiva.


Una vez reducidos los tres internos que protagonizaron los sucesos más violentos y mientras eran conducidos hasta el módulo de aislamiento, estos continuaron con las amenazas hacia los funcionarios, “escupiendo a un compañero en la cara y advirtiéndole que es de gatillo fácil, que sabe donde vive él y su familia y que tiene gente en la calle para que cuando le diga ir a matarlos”.


Los funcionarios, han advertido la difícil situación vivida ayer y han criticado la “falta de respuesta” que se da desde la Dirección del Centro Penitenciario.

Enfermedades profesionales

Fuente: Moron de Información

El sindicato de prisiones ACAIP, Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitencias, a través de su Sección sindical en el centro Penitenciario Sevilla II (Morón de la Frontera), ha informado de una nueva agresión a dos funcionarios de instituciones penitenciarias.

Según han informado desde ACAIP en un comunicado de prensa, los hechos fueron protagonizados por el interno A.G.S., a última hora del pasado martes al regresar a la celda en la que permanece aislado cumpliendo sanción por anteriores incidentes regimentales graves dentro de la prisión. El interno comenzó a presentar un estado excitación y a vociferar amenazas e insultos a los funcionarios “hijos de puta, sacadme ya de aquí, os tengo que pillar fuera, me quedan siete meses, me da igual lo que me hagáis…” y acto seguido se abalanza a los dos funcionarios ocasionando lesiones graves en uno de ellos, teniendo que ser los dos funcionarios atendidos por los Servicios Médicos del centro penitenciario.

Con este último episodio, desde ACAIP quieren denunciar la espiral de agresiones y conflictividad que sufren día a día los trabajadores de Instituciones Penitenciarias. El sindicato vuelve a denunciar la falta de personal no sólo en el área de vigilancia, sino también en el área de tratamiento en la que el déficit de técnicos especializados impide una adecuada clasificación de la población reclusa que en gran medida supondría prevenir sucesos como el reseñado, ya que en este caso se encuentran ante un interno con numerosos incidentes regimentales y precisamente se encontraba sancionado por los mismos. De haber habido una correcta clasificación, señalan en el comunicado, dicho interno estaría destinado a un departamento de régimen cerrado en el que las medidas de control y seguridad son mucho más estrictas y se cuentan con mejor adecuación a la peligrosidad del interno de medios personales y materiales.

Por otro lado, también exigen desde ACAIP que la figura de agente de autoridad sea ya una realidad y no una promesa electoralista, para que éstas acciones tengan consecuencias penales y ante todo dignificar el ejercicio de las funciones profesionales que desempeñan los distintos cuerpos de Instituciones Penitenciarias.

Fuente: Información

El sindicato de funcionarios Acaip-UGT denuncia el déficit de funcionarios en la prisión alicantina.

Un grupo de presos del centro penitenciario de Fontcalent acorralaron y propinaron una paliza a otro interno en un suceso que se registró ayer martes en torno a las 18.00 horas, según ha denunciado este miércoles el sindicato de funcionarios Acaip-UGT.

Al parecer, la agresión se produjo porque el módulo de aislamiento tiene "comunicación directa" con el módulo 2, donde se produjo la agresión. Según han señalado a Europa Press este miércoles fuentes sindicales, los hechos se produjeron en las duchas del módulo 2 y fue la rápida intervención de los funcionarios de servicio lo que evitó que la presunta víctima sufriera heridas graves.

Los hechos se originaron por una supuesta disputa que hubo hace unas semanas tras acusar el preso agredido a otro de robarle.

Desde Acaip-UGT han denunciado que "la galería de aislamiento ubicada en el módulo 2, no reúne las condiciones mínimas de seguridad que requieren este tipo de internos, ya que hay una comunicación directa con el resto del módulo".

Así, han explicado que la galería se instaló provisionalmente en este módulo residencial mientras duraban las obras de remodelación del módulo de aislamiento, pero "esta provisionalidad dura ya más de dos años".

En ese sentido, han achacado a la falta de personal, que ronda el 40%, según reconoce la propia dirección en un informe interno, "impide que se pueda abrir este módulo".

Las citadas fuentes han vuelto a exigir a la administración que "revise la relación de puestos de trabajo de Fontcalent y se le dote del personal necesario para evitar incidentes de este tipo y poder garantizar la seguridad de los presos y trabajadores".

Para el sindicato, ese déficit de funcionarios provoca que, además del módulo de aislamiento, permanezcan cerrados dos módulos residenciales, lo que dificulta la separación interior de los internos, y con ello aumenta la conflictividad entre los mismos.

Así, han detallado que se generan grupos y clanes a los que no se les puede dispersar por el centro, y la condición de internos preventivos dificulta su traslado a otras prisiones.