Acceso usuarios

Acceder al portal

Usuario (NIF) *
Contraseña *
Recordarme
Pablo

Pablo

Fuente: El confidencial

Toma la decisión después de recomendar a algunos centros mantener los encuentros personales entre reclusos y familiares al entender que se trata de un derecho de los presos.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha ordenado hoy prohibir todas las comunicaciones en las prisiones de siete comunidades autónomas entre internos y familiares ante los fuertes rebrotes de coronavirus que está habiendo en todos estos territorios. Así se lo ha transmitido hoy mismo el responsable del departamento, Ángel Luis Ortiz, a los directores de los centros ubicados en las mencionadas regiones, según explican desde Instituciones Penitenciarias.

La suspensión de los encuentros personales para los reclusos estará vigente durante las próximas tres semanas y afectará a todos los centros de la Comunidad de Madrid, País Vasco, La Rioja y Navarra, además de a las instalaciones de Mallorca, Zaragoza (Zuera) y Valencia (Picassent). Los presos de todas estas dependencias, por lo tanto, tan solo podrán comunicarse con sus familiares a través de videollamadas y entrevistas por locutorio. Los responsables de la Secretaría General reforzarán las teleconferencias para que los reos sigan en contacto con quienes deseen a través de este método.

Según explican desde Instituciones Penitenciarias, la decisión la toman el departamento tras analizar "caso por caso" los riesgos de contagio de coronavirus que existen en los diferentes centros dependientes de la Administración General del Estado. La orden llega apenas dos días después de que el número dos de Instituciones Penitenciarias, Miguel Ángel Vicente, remitiera por correo electrónico a varias cárceles una serie de recomendaciones que, en algunos casos, iban dirigidas precisamente en sentido contrario. En concreto, Vicente aconsejó a algunos centros que pretendían cerrar los vis a vis mantenerlos abiertos. Se trata en todos los casos de instalaciones ubicadas fuera de los territorios donde ahora, a través de la nueva orden, Instituciones Penitenciarias limita el derecho a las comunicaciones de forma radical.

En los últimos días, las reuniones en la Secretaría General han sido constantes. El resurgir del coronavirus en España se extiende también entre la población reclusa, que a través de esas comunicaciones con familiares se pone en riesgo de contagiarse. En la actualidad, hay 32 funcionarios de prisiones y 35 internos infectados de Covid-19. Todos ellos guardan cuarentena, así como sus compañeros y vecinos de módulo. En total, 70 trabajadores y 419 presos se encuentran aislados a modo de prevención, dado que el virus no se manifiesta necesariamente en todo el mundo y tarda varios días en presentar síntomas en aquellos que lo han contraído.

De momento, el coronavirus ha pegado con fuerza en tres cárceles españolas. Se tratan de los centros de Ocaña, Zuera y El Dueso. Los sindicatos han criticado la falta de previsión por parte del Ministerio del Interior. "Cuando han estado cerradas, hemos tenido las prisiones con menos número de contagios de Europa, pero tras iniciar la desescalada, que provocó la apertura en masa de las comunicaciones íntimas, la cosa cambió", afirmó a principios de agosto a El Confidencial el presidente de Acaip, José Ramón López. "Los internos tienen miedo", resumió el representante sindical, que también se ha mostrado más recientemente en contra de las mencionadas recomendaciones de mantener abiertos los vis a vis en algunas prisiones. "Es una auténtica barbaridad", ha dicho.

Desde Instituciones Penitenciarias han explicado a El Confidencial que estos consejos de abrir los encuentros personales entre internos y familiares en algunos centros se basan en el derecho que tienen los reclusos a mantener comunicaciones con el exterior, que en ningún caso puede ser conculcado sin razones objetivas. En las instalaciones ubicadas en territorios donde apenas hay rebrotes, argumentan desde el departamento dirigido por Ortiz, no tiene sentido prohibir los vis a vis, ya que no estamos en estado de alarma y, como pasó con la decisión del Gobierno de Madrid de prohibir fumar, la orden podría ser revocada por un juez.

ASUNTO: Reunión del 25 de agosto de 2020 de la Comisión de Valoración del Concurso General para provisión de puestos de trabajo en los Servicios Periféricos de la Secretaria General de II. PP, (Cuerpo de enfermeros) convocado por resolución de 21 Enero de 2020.

Fuente: El Confidencial

Envía recomendaciones a cada centro sobre las medidas que tienen que tomar en este momento de expansión y a algunos directores les aconseja volver a permitir las visitas.

El director general de Instituciones Penitenciarias, Miguel Ángel Vicente, está remitiendo estos días a más de una veintena de responsables de cárceles una serie de correos electrónicos con el fin de dar a cada uno recomendaciones individualizadas acerca de las medidas de seguridad que debe respetar. Los consejos son diferentes para unos y otros centros, ya que son el fruto de un análisis realizado por técnicos de la secretaría general en función del avance de la pandemia en cada territorio, según explican desde el departamento dirigido por Ángel Luis Ortiz.

Entre estas sugerencias, los sindicatos de funcionarios de prisiones destacan una que a la que se oponen frontalmente. Se trata de la reapertura de las comunicaciones personales entre reclusos y familiares en aquellos centros que habían optado por el cierre total. Desde Acaip, la organización mayoritaria, critican duramente la decisión. Consideran que a través de los vis a vis y de los encuentros con familiares es como se contagian tanto los internos como los funcionarios de prisiones que tienen contacto con ellos.

"Es una auténtica barbaridad", valora el presidente de Acaip, José Ramón López. "Nuestra obligación como funcionarios públicos es salvaguardar los derechos de los internos, y su primer derecho es el de la salud, que con estas actuaciones se está poniendo en riesgo". "La postura prudente en este asunto es la que están demostrando los directores y directoras de los centros cuando procedieron a su cierre", recuerda López, que critica que el Ministerio del Interior espere a que haya "un contagio masivo para tomar la decisión". "Gracias al cierre de centros, durante el confinamiento se pudo controlar de forma razonable la pandemia y conseguir unas tasas de contagios y de fallecimientos muy inferiores a la media nacional", añade el presidente del sindicato, que el pasado 18 de agosto remitió una carta a la secretaría general para reclamar medidas más restrictivas.

En la misiva, Acaip pedía en concreto la "suspensión de todas las comunicaciones excepto las ordinarias a través de locutorio", "cuarentenas preventivas a los internos que ingresan" y los paquetes que llegan o "reducir los traslados a lo imprescindible". "Estamos yendo por detrás de la pandemia, existen graves problemas en la coordinación de la secretaría general con las comunidades autónomas, a efectos de que se realicen las pruebas de detección al personal penitenciario que se encuentra en cuarentena por contactos estrechos y que, en varias ocasiones, se han producido después de finalizar la misma. Así es muy difícil trabajar de forma adecuada y generar confianza entre el personal penitenciario".

Francisco Macero, representante de Acaip en Baleares, asegura que hay mucho miedo entre la población reclusa a contagiarse porque la mayoría son personas de riesgo. "Nos parece una temeridad abrir, porque entendemos que es más importante el derecho a la salud que el de las comunicaciones, que se pueden solventar con una videollamada", valora el portavoz del sindicato en las islas, quien recuerda que durante el confinamiento no falleció ningún preso por sobredosis y, tras la apertura de las comunicaciones, ya han muerto algunos. Desde Acaip recuerdan, por ejemplo, que la apertura de las comunicaciones permite que los familiares de Iñaki Urdangarin, que han pasado las vacaciones en el País Vasco, donde ha habido fuertes rebrotes, visiten al recluso.

"Si no limitan las comunicaciones, la situación se va a poner muy complicada en las prisiones; si no se adoptan las medidas de prevención que solicitamos, el covid-19 entrará de manera generalizada en los centros y pondrá en peligro la salud y la vida de los internos, que son especialmente vulnerables, de los trabajadores de prisiones y de sus familias", respalda Jorge Vilas, responsable nacional del Departamento de Prisiones del sindicato de funcionarios CSIF, la otra organización que también protesta por la reapertura de los vis a vis.

En estos momentos, la decisión de permitir o no el contacto de los internos con sus familiares o amigos la toma la dirección de cada centro en función de los criterios que considera pertinentes. Desde Instituciones Penitenciarias, consideran que hay algunos directores que se han pasado a la hora de optar por cierres radicales. Un responsable de una prisión pidió cerrar la cárcel que dirige durante un año, explican desde el citado departamento las mismas fuentes, que entienden que impedir las comunicaciones a una persona es limitarle un derecho fundamental.

"Si lo hacemos, podría pasar que un juez lo echara para atrás, como ha ocurrido en Madrid con la orden que prohibía fumar", aseguran las fuentes penitenciarias consultadas, que creen que el mayor o menor cierre debe depender del desarrollo real que tenga el coronavirus en la zona en que se ubique la prisión. Los directores de las cárceles, de hecho, recibieron vía libre durante la desescalada para tomar las medidas que consideraran oportunas en su jurisdicción. Tras el mando único que les había 'uniformado' a todos, el cese del estado de alarma les devolvió su poder, de ahí que algunos hayan optado por medidas más restrictivas que otros y que ahora sea la secretaría general la que pida a esos abrir un poco la mano.

"No hay una medida común, sino que son consejos individualizados, porque no se pueden limitar derechos de forma drástica", añaden las fuentes de Instituciones Penitenciarias consultadas, que aseguran que hay casos en los que también están aconsejando medidas más restrictivas. Todo depende de las circunstancias de cada territorio, afirman las mismas fuentes, que explican que han aconsejado reducir de cuatro a dos el número de familiares que en algunos centros pueden acceder a la visita o extender a toda la semana los días de los vis a vis con el fin de diseminarlos a lo largo de los días y que no se concentren en dos jornadas. Actualmente, en las cárceles españolas hay 33 funcionarios de prisiones y 35 internos infectados de coronavirus. En cuarentena, sin embargo, hay casi medio millar de personas: 70 trabajadores y 419 reclusos.

ESCRITO ENVIADO A LOS DIRECTORES DE LOS CENTROS CABECERA EN RELACIÓN CON EL POSIBLE CONTAGIO DE LOS FUNCIONARIOS EN PRÁCTICAS POR COVID 19

Ante las peticiones efectuadas por este Sindicato en relación con l@s compañer@s en prácticas de los centros ante un posible contagio por la COVID 19, se ha enviado un escrito desde la Subdirección General de Personal a los Directores de los Centros Cabecera (formación inicial de funcionarios en prácticas) donde, entre otras cosas, les indican:


1. “…Consideramos oportuno aclarar algún aspecto referido a la posibilidad de que alguno de estos funcionarios en prácticas deba guardar periodo de cuarentena por coronavirus, bien por posibilidad de padecerlo o por haber mantenido contacto estrecho con algún enfermo de coronavirus. Desde la administración penitenciaria debemos seguir y apoyar inequívocamente todas las medidas necesarias adoptadas por las autoridades sanitarias para la contención de la pandemia y la evitación de contagios, tanto en el exterior como en el interior de nuestros centros, motivo por el
cual si algún funcionario o funcionaria en prácticas tuviera que guardar cuarentena por cualquier motivo, debéis tranquilizarles e indicarles que procuraremos que la parte de formación que no hayan podido realizar durante el periodo de cuarentena les será impartida posteriormente en la manera más efectiva que se determine atendiendo cada caso.

Resolución de 12 de agosto de 2020, de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, por la que se emplaza a los interesados en el recurso contencioso-administrativo 28/2020, interpuesto ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección Séptima.

Resolución de 12 de agosto de 2020, de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, por la que se emplaza a los interesados en el recurso contencioso-administrativo 28/2020, interpuesto ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección Séptima.

Al Secretario General de Instituciones Penitenciarias.

Calle Alcalá 38-40, Madrid

 

Asunto: Implementación de medidas preventivas ante la COVID 19

 Don José Ramón López, en calidad de Presidente de la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip), sindicato mayoritario en el Sector y afiliado a la Unión General de Trabajadores (UGT), ante usted comparece y como mejor proceda viene a

 SOLICITAR que ante la situación de crisis sanitaria existente en el Estado español se implementen una serie de medidas de prevención ante el incremento de contagios de la COVID 19, por los siguientes

MOTIVOS

 Primero.

Desde la finalización del Estado de Alarma, se ha venido produciendo en el conjunto de la sociedad española una curva ascendente de contagios de la COVID 19, provocados por numerosos rebrotes en diferentes zonas geográficas que ya abracan la práctica totalidad del territorio nacional. Los datos son los siguientes:

  1. Desde la finalización del Estado de Alarma el 21 de junio, hemos pasado de 246.272 casos confirmados a los 359.082 el 17 de agosto.
  2. Hay confirmados según las diferentes autoridades sanitarias 1019 rebrotes en todo el territorio nacional.
  3. Somos el segundo país de Europa en casos por 100.000 habitante sólo superados por Luxemburgo.
  4. En términos absolutos somos el octavo país del mundo en datos oficiales de fallecidos y el décimo de contagiados, a pesar de que estamos en la posición treinta por población mundial......./

Resolución de 11 de agosto de 2020, de la Subsecretaría, por la que se aprueba la relación definitiva de admitidos y excluidos de las pruebas selectivas para ingreso, por el sistema general de acceso libre, en el Cuerpo Facultativo de Sanidad Penitenciaria, convocado por Resolución de 17 de enero de 2020.

Fuente: La Voz de Cádiz

Todo apunta a que se debe a una sobredosis de pastillas

Los sindicatos de funcionarios de prisiones alertan de la falta de control tras la apertura «sin garantías» de las comunicaciones con los presos desde junio y avisan de que el Covid-19 podría reaparecer

La situación en las cárceles gaditanas siguen complicándose por la falta de medios y personal pero también por el restablecimiento de las comunicaciones con los presos desde junio. Este lunes funcionarios de prisiones, durante el relevo de turno en Puerto III, se han encontrado a un interno muerto -al parecer por sobredosis de pastillas- y a su compañero de celda grave, que se encuentra en estos momentos en observación, según informan los sindicatos de funcionarios de prisiones ACAIP-UGT Y CSIF. Ambos habrían consumido pastillas en dosis alta, procedentes del exterior.

Los sindicatos de funcionarios de prisiones atribuyen esta situación a la apertura de las comunicaciones con los presos desde la 'nueva normalidad' que entró en vigor a finales de junio. Por ello, afirman haber vuelto a pedir a las autoridades competentes de la Administración del Estado que se restrinjan dichas comunicaciones «tanto de aforo como de declaración responsable» de cada una de las personas que visitan el centro «sino es papel mojado».

 La amenaza del Covid

A esta denuncia suman otra de vigente actualidad en todos los ámbitos de la sociedad: el control de los contagios del Covid-19. Fuentes sindicales destacan que la reapertura de las comunicaciones se ha producido «sin medidas efectivas para el control de Covid-19». Para prevenir los contagios de coronavirus en el interior de las cárceles, los sindicatos insisten en «la necesidad de restringir» dichas comunicaciones con los presos.

En el trasfondo de todo se encuentran la falta de personal y de medios, que «provocan situaciones de difícil control». En esta línea argumental, critican que «se sigue sin tomar ningún tipo de medida» y lamentan la «nula actitud por parte de la administración» para afrontar los problemas que se viven en los centros penitenciarios gaditanos.

 

Diario: Estrecho

El sindicato de prisiones Acaip-UGT ha denunciado una nueva agresión a dos funcionarios de la prisión de Botafuegos, entre ellos el jefe de servicios.  El interno agresor está catalogado como peligroso debido a su trayectoria penitenciaria que comenzó en el año 2009, con múltiples expedientes disciplinarios dentro de la prisión por agresiones tanto a funcionarios como a otros presos.

 

Según explica el sindicato, los hechos se produjeron este pasado miércoles en el departamento de comunicaciones interiores, lugar donde el interno de origen marroquí A.A.S. acababa de terminar una comunicación familiar con la negativa a ser cacheado de forma rutinaria por los funcionarios allí presentes.

“Se le ordena que salga de la dependencia, a lo que el interno se niega y además amenaza a quien le da la orden, cuando se le sujeta por el brazo para que salga del lugar, lanza patadas y puñetazos a los trabajadores, alcanzando de lleno al jefe de servicios a la altura de las costillas y teniendo que ser atendidos en la enfermería por los servicios sanitarios, emitiéndose parte de lesiones. Finalmente, el interno es conducido al departamento de aislados, no sin antes amenazar gravemente a los funcionarios allí presentes con expresiones como “No sabes lo que has hecho, te tengo que matar, a mí me queda poco aquí, cuando salga te tengo que encontrar en la calle, te tengo que quitar la vida”, explica el sindicato en un comunicado.

Desde la sección sindical de Algeciras de Acaip-UGT piden a la dirección de Botafuegos que proceda, “a la mayor brevedad posible”, al traslado del interno a otro centro penitenciario “más acorde al perfil que presenta”, así como que se remitan los partes de hechos al Juzgado de Guardia por si fueren constitutivos de delito.

Por otro lado, Acaip-UGT denuncia que “los trabajadores penitenciarios somos el colectivo de empleados públicos que más agresiones sufre en el desempeño de su actividad laboral, en concreto en los últimos seis años más de 2.100 agresiones con lesiones, sin contar agresiones sin lesiones, amenazas de muerte ni insultos”

En el sindicato instan a la administración penitenciaria “a velar por la vida e integridad tanto física como mental de sus propios trabajadores, mediante un protocolo eficaz de actuación frente a las agresiones, la dotación de medios humanos y materiales que requiere Botafuegos, eliminar la masificación de la población reclusa, la presencia de la abogacía del Estado en los procedimientos penales en los que nos vemos inmerso y lo que es una auténtica aberración es el no reconocimiento a los trabajadores como agentes de la autoridad a pesar del medio en el trabajamos”, concluyen en Acaip-UGT que además felicita a los compañeros intervinientes en este último altercado y les desea una pronta recuperación.