Acceso usuarios

Acceder al portal

Usuario (NIF) *
Contraseña *
Recordarme
Pablo

Pablo

A LA ATENCIÓN DEL SECRETARIO GENERAL DE INSTITUCIONES PENITENCIARIAS CALLE ALCALÁ 38 – 40, MADRID

 

Asunto: Festividad de la Merced Don José Ramón López, en calidad de Presidente de la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip), sindicato mayoritario en el sector y afiliado a la Unión General de Trabajadores (UGT), ante usted comparece y como mejor proceda,

EXPONE

Primero. Desde la finalización del Estado de Alarma, se ha venido produciendo en el conjunto de la sociedad española una curva ascendente de contagios de la COVID 19, provocados por numerosos rebrotes en diferentes zonas geográficas que ya abarcan la práctica totalidad del territorio nacional. La multiplicidad de los vectores de contagio y la apertura de los centros, así como el movimiento de los familiares y de los internos por el territorio nacional al acudir a las comunicaciones o al salir de permiso, unidos a los datos que hemos mencionado anteriormente, provoca un grave riesgo de contagio en todos los centros penitenciarios. Segundo. Según los datos oficiales de la Secretaria General de afectación de la pandemia del 2 de septiembre de 2020, son los siguientes:

A la atención: SR. SECRETARIO GENERAL DE II.PP. CALLE ALCALÁ 38-40; 28071 MADRID

Asunto: Hechos acaecidos en relación con la cuarentena de l@s funcionari@s en prácticas con sede formativa en el Centro Penitenciario de Ocaña 2. José Ramón López Santamaría en calidad de Presidente de la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip), Sindicato mayoritario en el sector y afiliado a la Unión General de Trabajadores (UGT), por la presente, ante Usted comparece, y como mejor proceda DICE:

El pasado martes 25 de agosto el Instructor de Defensa Personal y utilización de medios coercitivos que estaba impartiendo dichas clases a l@s 20 funcionari@s en prácticas del Cuerpo de Ayudantes de Instituciones Penitenciarias en la sede formativa de Ocaña II comunica en el centro que se encuentra mal, presentando síntomas compatibles con la enfermedad del coronavirus, y que se le había realizado una prueba PCR. Mientras espera el resultado de la misma queda en situación de cuarentena.

Este funcionario había impartido sesiones formativas el martes 18 y el jueves 20 de agosto, y prestado servicio en el centro el lunes 17 y el miércoles 19. A mediodía del jueves 27 de agosto el Instructor recibe el resultado de la prueba, que confirma el contagio, y lo comunica de forma inmediata al centro penitenciario.

Fuente: Granada Hoy

  • Otros centros penitenciarios andaluces ya han suspendido este tipo de visitas íntimas como método de prevención

  • Los trabajadores denuncian que el virus puede afectar de forma alarmante al centro granadino ante la elevada edad de la plantilla

A mediados del mes de julio, los famosos vis a vis -las comunicaciones íntimas y familiares de los presos- regresaron a la cárcel de Albolote. Por entonces, pese a que las cifras generales de contagios eran menores que las de ahora o las de los inicios de la pandemia, los funcionarios de la prisión granadina ya alertaron de que se trataba de una decisión "precipitada" ante la "falta de medidas" para evitar contagios masivos que existía en el centro. Ahora, mes y medio después, los funcionarios de la cárcel de Albolote han vuelto a exigir la cancelación de estos encuentros ante el riesgo que supone tanto para los internos como para los propios trabajadores, cuya media de edad se sitúa en los 54 años. Y es que, según alarman, existe la posibilidad de que a tenor de ellos se produzcan contagios masivos de coronavirus "similares a los vividos en las residencias de ancianos".

El pasado 27 de agosto, los sindicatos APFP, ACAIP-UGT, CCOO y CSIF unieron fuerzas para exigir de forma conjunta a la Subdelegación del Gobierno en Granada, que aún no se ha pronunciado al respecto, "la suspensión de las comunicaciones íntimas y familiares para prevenir el contagio masivo de Covid-19 de internos y trabajadores garantizando su salud antes de su entrada en el centro penitenciario!. ¿Los motivos? Las deficiencias y diferencias en los protocolos de prevención existentes según qué casos en la prisión granadina, ante una nueva época en la que la expansión del coronavirus no deja de crecer de nuevo y que podría afectar gravemente a los centros penitenciarios.

Tal y como indicaron desde los sindicatos, "los rebrotes se han multiplicado y cada vez hay más transmisión", a lo que además hay que añadir que "en las prisiones la mayoría de espacios son comunes: salas, comedores, servicios, resultando imposible mantener la distancia mínima de seguridad para evitar un posible contagio generalizado".

Sin embargo, a ello hay que sumar que "muchas de las personas internas presentan enfermedades y patologías graves, lo que supone un riesgo añadido ante el contagio de Covid-19. Muchas veces, al presentar cuadros complejos y estar medicados se convierten en personas de especial riesgo y, si se da un contagio, las posibilidades de que se infecten otras personas del mismo entorno es muchísimo más elevada", así como la elevada media de edad de los funcionarios granadinos. Y es que, como ya vienen denunciando los trabajadores del centro desde hace unos años, el "envejecimiento" existente en la plantilla granadina -la media de edad está en los 54- es otro factor clave que hace peligrar la salud de los mismos, tanto a nivel de agresiones como, ahora, si se ven contagiados por la Covid-19.

Con el fin de evitar la propagación del virus, tanto los funcionarios de la prisión de Albolote como los internos fueron sometidos a las pruebas serológicas -los llamados test rápidos-, si bien no se les hizo PCR salvo que estas pruebas rápidas les saliesen positivas: "Nos hicieron las pruebas serológicas, al los que dieron positivo (finalmente eran falso positivo) se les hizo la PCR, que dio, según nos dijeron, resultado negativo, mientras que a los internos igual", explicaron a Granada Hoy desde el sindicato APFP.

Asimismo, cada vez que un interno sale de permiso y vuelve, "se les pone en cuarentena durante siete días y el día anterior de su pase a módulo se les hace el test rápido, algo que ocurre de igual modo con los internos de nuevo ingreso", indicaron. Sin embargo, no ocurre lo mismo con los llamados vis a vis. Y es que, según indicaron desde el sindicato, "a los vis a vis no se les hace lo mismo, con el peligro que ello conlleva, pese a que se ha solicitado en el comité de seguridad y salud laboral".

De igual modo, a los funcionarios que regresan tras días libres o descansos tampoco se les realizan estas pruebas, ya que solo son sometidos a las mismas "si hay síntomas o contacto estrecho con algún positivo, como ocurre con la población general".

Esta situación ha provocado precisamente que no exista un control real, según los sindicatos, de la exposición de internos y funcionarios de Albolote al posible contagio pues, según indicaron, "el CIS de Almería ha sido puesto en cuarentena, debido a un contagio que se ha producido por un interno asintomático que procedía del centro penitenciario de Albolote, el interno había disfrutado de un permiso y que se desplazó a Almería para el cumplimiento de su condena por razones familiares", lo cual ha propiciado que, al igual que también se ha hecho ya en Málaga, este centro penitenciario suspenda las comunicaciones íntimas.

Ante ello, desde los sindicatos, "con el fin de prevenir y garantizar la salud de los internos y de los trabajadores" han solicitado también para Albolote "la suspensión de comunicaciones íntimas y familiares para evitar el contagio masivo de coronavirus en el centro penitenciario, sin que por parte de la Subdelegación del Gobierno en Granada se haya emitido respuesta en este tema tan grave".