Acceso usuarios

Acceder al portal

Usuario (NIF) *
Contraseña *
Recordarme
Pablo

Pablo

Fuente: El Cierre Digital

El sindicato Acaip recurre ante la Audiencia Nacional este plus económico de Interior incontrolado que "viola derechos fundamentales"

El sindicato de prisiones Acaip ha denunciado que la dirección del Centro Penitenciario de Picassent, en Valencia, y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias han otorgado "de forma arbitraria y opaca" una paga de 375 euros a 45 funcionarios de esa prisión.
El sindicato Acaip ha denunciado que la dirección del Centro Penitenciario de Valencia, en Picassent, y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias han otorgado "de forma arbitraria y opaca" una paga de 375 euros a 45 funcionarios de esa prisión. En un comunicado, Acaip señala que 45 funcionarios sobre un total aproximado de 900 trabajadores que componen la plantilla del centro recibieron el pasado mes de diciembre la paga en concepto de "productividad coyuntural".


Fuentes de Instituciones Penitenciarias informaron de que el pasado 15 de noviembre se convocó una mesa delegada con los sindicatos en la que se les comunicó que había un remanente de productividad de entre 800.000 y 900.000 euros y se les informó de cómo se iba a proceder a repartir ese dinero entre los funcionarios escogidos por cada centro, no entre los 22 mil trabajadores de prisiones como reclamaba ACAIP.

Las mismas fuentes han explicado que se establecieron unos criterios (llegar a determinados objetivos con las actividades que se siguen con los internos o programas de tratamiento, entre otros) y en función del cumplimiento de los mismos se repartió el remanente de la productividad. Acaip ya ha denunciado judicialmente este reparto de productividad, vía el Juzgado Central de lo Contencioso de la Audiencia Nacional, por violación de derechos fundamentales.

El reparto se hizo en función del número de internos que tiene cada centro en España y en el caso del de Picassent, como tiene dos cárceles, se decidió que el reparto del remanente de productividad se hiciera sobre 45 funcionarios.

Respecto a la denuncia de opacidad realizada por el sindicato, desde Instituciones Penitenciarias han contestado que por la Ley de Protección de datos no pueden facilitar la identidad de las personas que lo cobran. Según el sindicato de prisiones, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias "ha decidido que solamente estos trabajadores son merecedores de este dinero".

Añade que se basa en que se ha apreciado en ellos "un especial rendimiento, actividad extraordinaria, interés o iniciativa en los ámbitos de programas, actividades, actuaciones y cumplimiento de objetivos reseñados en la misma resolución y que son especialmente relevantes para la Administración penitenciaria".

"Sin embargo, la identidad de los perceptores se mantiene en secreto ya que la Administración penitenciaria entiende que su conocimiento por el resto de los trabajadores podría ir en contra de la normativa de protección de datos. Nosotros proponíamos un reparto equitativo con un criterio, por ejemplo, no estar más de cinco días de baja", asegura el sindicato.

Agrega que tanto Instituciones Penitenciarias como las Direcciones del Centro Penitenciario de Valencia y del Centro de Inserción Social Torre Espioca "han denegado las peticiones de información sobre la identidad de estos perceptores realizadas por las organizaciones sindicales, entre ellas Acaip, y por la Junta de Personal de la Administración Periférica del Estado en la provincia de Valencia".

"Ya no sólo es que no se sepa quienes son los perceptores, sino que tampoco se ha facilitado respuesta sobre en qué consisten, cómo se materializan y cómo se miden ese especial rendimiento, esa actividad extraordinaria, ese interés y esa iniciativa para que todos los trabajadores del centro pudieran tener acceso a la percepción de esa productividad", explica Acaip.

Denuncia que la Administración penitenciaria "se niega a facilitar información sobre cómo el resto de trabajadores pueden mejorar su rendimiento y, por tanto, que el servicio público se vea reforzado y mejorado". Añade que en el caso de los puestos directivos del centro "esta 'bufanda' navideña asciende a 2.400 euros para cada uno de ellos".

"No estamos en contra de que trabajadores del centro perciban esas cantidades económicas, por supuesto que no, pero sí entendemos que todos tienen derecho a percibirlas, o al menos, a saber qué tienen que hacer para poder cobrarlas y así poder estar en igualdad de condiciones", aclara Acaip. También asegura estar en contra de que "se realicen interpretaciones parciales, retorcidas y manipuladas de la normativa vigente en materia de protección de datos para justificar este escándalo".

Informa de que esta resolución está ya recurrida judicialmente por los Servicios Jurídicos de Acaip por entender que se ha producido una "vulneración de los derechos fundamentales, por falta de negociación, pero para nosotros lo fundamental es saber qué criterios han usado para el reparto".

"Mientras se otorgan estas gratificaciones arbitrarias, la Administración penitenciaria dice que no hay dinero para pagar un plus a todos los trabajadores que cada día ponen en riesgo su seguridad prestando servicio en los módulos que albergan a los internos más peligrosos, en los que los incidentes son contínuos", concluye el comunicado.

Fuente: Huelva 24H

18.24 h. Pese a que desde Instituciones Penitenciarias piden esperar a la autopsia, desde el sindicato Acaip señalan que puede ser "presumiblemente por sobredosis de sustancias ilegales y psicotrópicas".

Instituciones Penitenciarias ha iniciado una investigación ante el hallazgo este jueves de un interno fallecido en su celda en la prisión provincial de Huelva. Desde la entidad han confirmado a Europa Press el fallecimiento del recluso, toda vez que han indicado que se ha tenido conocimiento de la muerte de esta persona en el recuento de la mañana.

Ante esto, dieron traslado al juzgado para que iniciara los trámites correspondientes y se encargara de la autopsia para determinar la causa de la muerte. Han indicado que la persona no presentaba signos de violencia ni indicios que pronostiquen el motivo del fallecimiento, por lo que han incidido en la importancia de la autopsia para determinar la causa. Asimismo, han destacado que se ha dado trasladado al juzgado y han puesto en marcha una investigación interna para esclarecer lo ocurrido.

 

Por su parte, desde el sindicato Acaip en un comunicado han lamentado la muerte de este interno y han indicado que puede ser "presumiblemente por sobredosis de sustancias ilegales y psicotrópicas". Así las cosas, han criticado "la inutilidad" de la campaña navideña de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias que pretendía concienciar ante "la entrada ilegal de drogas y sustancias psicotrópicas en prisión con el lema 'Si pasas droga en prisión, tu próxima visita podría ser en el cementerio'".

 

Desde esta sección sindical han calificado esta campaña como "vacía de contenido y de un cinismo político sin igual", en tanto "la administración penitenciaria no resuelva ninguna de las carencias que permiten el lamentable estado de descontrol en el consumo de drogas y estupefacientes entre la población reclusa". En este sentido, han alertado de "la importantísima falta de medios humanos destinados a la vigilancia que prevengan la introducción y trafico de droga en los centros penitenciarios", así como han avisado de "la carencia de medidas serias y eficaces que vayan dirigidas a la prevención de introducción de estas sustancias y la necesidad de eliminación de las restricciones normativas que impone la Secretaría General mediante instrucciones y circulares a la hora de practicar cacheos y registros preventivos contra aquellos internos y familiares".

 

Introducción de droga

Para Acaip, hay que tener en cuenta "la actual ausencia de consecuencias penales reales a la introducción de droga en los centros penitenciarios" ya que "no hay de medidas judiciales efectivas dirigidas a disuadir la comisión de estos delitos". Además, han criticado "las pautas de reparto directa de medicación psicotrópica a la población reclusa, que la propia administración considera como ingente, por ejemplo durante estas fiestas navideñas en una sola atacada para cinco días" ya que esto provoca "un consumo abusivo y tráfico de estas sustancias entre la propia población reclusa que en su mayoría tiene antecedentes de drogodependencia".

 

Igualmente, han sostenido desde Acaip que actualmente la atención sanitaria en el centro penitenciario de Huelva, "no está garantizada por la falta de profesionales sanitarios". Se trata de una situación "alarmante", han dicho.

 

Finalmente, han indicado que en "el año 2019 han muerto en los centros penitenciarios 177 internos en ese año, -sin contar los internos fallecidos en los hospitales públicos-". En lo que va de 2020 ya cuentan, al menos, con "tres fallecidos en las cárceles españolas; de los cuales dos son presumiblemente por sobredosis (Huelva y Sevilla I)".

Fuente: Heraldo

El cadáver del preso se localizó en el recuento de este sábado y se investigan las causas de la muerte.

Un recluso de la cárcel de Zuera (Zaragoza) ha sido hallado muerto en su celda sin signos de violencia ni otras circunstancias que hagan sospechar la causa de la muerte, según ha informado este domingo a Efe Instituciones Penitenciarias.

 
El cadáver del preso se localizó este sábado en el recuento de la mañana, a las 08.00 horas, por lo que se dio aviso al Juzgado de Guardia e Instituciones Penitenciarias, que ha abierto una investigación, a la espera de los resultados de la autopsia.

 
El interno tenía 31 años y fue hallado muerto sentado en su celda, según han precisado a Efe fuentes penitenciarias.

 
Desde el sindicato de presiones Acaip apuntan a que el recluso falleció por una sobredosis de pastillas, lo que a su juicio pone de manifiesto "la caótica situación que vive la asistencia sanitaria en las prisiones españolas".  

 

Resolución de 13 de diciembre de 2019, de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado, por la que se publica el Concierto suscrito con entidades de seguro para el aseguramiento del acceso a la asistencia sanitaria en territorio nacional a los beneficiarios de la misma durante los años 2020 y 2021.

Fuente: El Mundo

Los facultativos iniciaron un plante en 2018 que aún hoy continúa pese a que el Provincial solicitó recientemente voluntarios para ofrecer de nuevo este servicio pagando 'peonadas'.

Las cárceles de Castellón son una bomba de relojería. Las continuas denuncias de sindicatos como Acaip sobre la falta de asistencia psicológica se confirma después de que los profesionales del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón acordaran un plante que se prolonga desde el pasado año 2018. Desde entonces los internos en las prisiones de Castellón I y Castellón II (Albocàsser) están sin atención psicológica de forma periódica y, por tanto, con riesgo de que la medicación necesaria y pautada no se tome de forma correcta.

Dos años después de que los psicólogos y psiquiatras del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón dejaran de ofrecer este servicio debido a la falta de personal, el hospital, a través del jefe del servicio, intentó recientemente poner en marcha un servicio de atención en las prisiones a partir de voluntarios.En un escrito se planteaba la posibilidad de ofrecer atención psiquiátrica que se abonarían como peonadas.

Fuentes hospitalarias consultadas han confirmado que esta propuesta, que debía comenzar en noviembre, no se puso en marcha ante la falta de psiquiatras dispuestos a participar y, por tanto, los reclusos con problemas mentales siguen sin recibir visitas periódicas de los psiquiatras del Provincial ni de cualquier otro centro sanitario de la provincia. Sólo en el caso de que sean trasladados al HospitalGeneral reciben atención psiquiátrica.

El plante de los psiquiatras del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón se remonta a enero de 2018. De hecho, los profesionales de este centro sanitario acordaron dejar de dar asistencia psiquiátrica que, además, no les corresponde legalmente pues la sanidad penitenciaria depende de Instituciones Penitenciarias y el Ministerio de Sanidad.

Por consenso
De hecho, en el escrito del jefe del servicio se recuerda que «se decidió por consenso de todos dejar de prestar el servicio dado que las visitas a las prisiones se efectuaban durante la jornada laboral, restando horas al trabajo habitual y sin obtener a cambio ningún beneficio para los profesionales que hacían el trabajo ni para el servicio».

Psiquiatría es uno de los tres servicios médicos de referencia del Hospital Provincial, junto a Oncología y Oftalmología. De hecho esa consideración fue la que llevó años atrás a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias a firmar un convenio de colaboración con el Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón para que sus profesionales presten asistencia sanitaria en materia de salud mental a los reclusos en los dos penales de la provincia. Las consultas se producen un día a la semana en el propio centro penitenciario, dejando los traslados a los hospitales para casos más graves.

Cabe advertir que la incidencia de problemas de salud mental entre la población penitenciaria es tan elevada ha llevado al Ministerio del Interior a «reforzar la atención y garantizar que se incardinan el debido cumplimiento de la pena impuesta y la adecuada atención sanitaria y psicológica de la persona en prisión».

«Ahora los presos de la provincia solo reciben atención psiquiátrica cuando ingresan en el General», advierte el escrito de Salud Mental en el Consorcio.

Resultando premiado el número 97400 del sorteo de navidad con el reintegro, estos son los números que se jugaran en el sorteo del “Niño” a k razón de 1€ por cada número y afiliad@. Los participantes de este sorteo serán los afiliad@s que participaron en el sorteo de navidad, es decir, del listado de afiliados correspondiente al mes de noviembre 2019 depositado ante notario.

 

Fuente: El Cierre Digital

En la prisión de Botafuegos en Algeciras (Cádiz) la proximidad de las fiestas navideñas, para los trabajadores penitenciarios se han convertido en jornadas duras, tal y como ha denunciado el sindicato Acaip-Ugt. El último incidente tuvo lugar en la mañana del día 22 de diciembre durante un cacheo extraordinario en el que se requisaron 2 pinchos de fabricación casera, de unos 10 cm. de longitud, en un módulo donde habitan internos nacionales y extranjeros, que suelen reincidentes y/o sancionados
Esto pudo ser un presagio de lo que ocurrió esa misma tarde cuando el interno J.A.V.V. por interfonía, llama gritando y alterado, a los Funcionarios de servicio en el módulo de aislamiento, para reclamar la comunicación que tiene autorizada con su familia Cuando se le informa que ésta ha quedado suspendida porque su familia no se había presentado a la hora fijada, lejos de entenderlo grita “como no comunique os voy a cortar en pedacitos, os voy a matar hijos de puta”.

 
 Ya presentes en la celda, observaron al interno agresivo, alterado y con grandes cristales en ambas manos, vuelve a gritar “al primero que entre lo mato”; a pesar de que previamente se intentó dialogar para que deponga su actitud y entregara los cristales, no siendo posible, por lo que se procede a reducir al interno utilizando la fuerza mínima e imprescindible, momento en el que el interno intenta cortar a los funcionarios; durante el forcejeo para reducir al interno, resultan lesionados de diversa consideración cuatro funcionarios que son atendidos en la enfermería de la prisión.

Posteriormente se trasladó al interno a la enfermería porque aseguró haberse tragado cristales y pilas, a su regreso amenaza con autolesionarse, quedando finalmente aislado y con sujeción mecánica. Destacar que el citado interno, está clasificado en 1º Grado de tratamiento, debido a su peligrosidad extrema, que tuvo su primer ingreso en prisión en el año 2005, que actualmente tiene una condena de más de 20 años, por múltiples delitos como son robos con violencia, robo de vehículos, atentado a la autoridad y cuya fecha de libertad está contemplada para el año 2038.

Su comportamiento en prisión ha sido de una peligrosidad extrema, con más de 100 expedientes disciplinarios, donde abundan los insultos, amenazas, coacciones, agresiones, daños materiales, posesión objetos prohibidos, desobediencias...etc. Una vez más, el sindicato Acaip-Ugt, vuelve a poner de manifiesto el desprecio total y absoluto al que nos tiene sometidos nuestro Secretario General de Instituciones Penitenciarias y sus Subdirectores Generales, a los que no importan poner en peligro la vida de sus propios trabajadores; las cifras son demoledoras, un déficit de más del 10% funcionarios en Botafuegos, la cárcel algecireña está por encima de su máxima capacidad (sobran más de 300 presos), la formación no existe, los medios de autoprotección están obsoletos, caducados, o no se adecuan a las nuevas tecnologías, o simplemente no hay, tampoco le interesa tramitar la condición de Agente de la Autoridad, esencial para el colectivo, para que agresiones e insultos no salgan judicialmente gratis a los presos, por el contrario si se han preocupado en, acondicionar piscinas en las cárceles o de subirse los sueldos e incluso desviar más de 3.7 millones de euros del presupuesto de prisiones para pagar a las fuerzas y cuerpos de seguridad desplazados a Cataluña. Por último, la sección sindical Acaip-Ugt de Algeciras de nuevo quiere resaltar la profesionalidad y buen hacer de los compañeros de servicio en el día de hoy, sin cuya actuación ahora estaríamos lamentándonos de un daño mayor.

En el día de hoy se ha celebrado el sorteo de Navidad. El numero Jugado como ya sabéis es el 97400 y ha sido agraciado con el reintegro.

Por todo ello, y atendiendo a las normas que se publicaron:

http://www.acaip.es/areas/informacion-general/item/download/424_136c7b3931f744d69da435081b30872e

 En breve se publicará el número o números que se jugaran en el sorteo de lotería del “Niño” en la página Web de Acaip y se dará publicidad a todos los centros penitenciarios.